Skip to content

Contexto y Justificación

Al acordar llevar adelante esta iniciativa, la visión conjunta de ULaSalle y CEDE parte de las siguientes premisas:

1. La educación en derechos humanos debe de orientarse al desarrollo de nuevos proyectos en materia de discusión, análisis, estudio, sistematización y divulgación de los mismos, permitiendo la interacción e intercambio con organizaciones de la sociedad civil, centros académicos y demás instituciones que trabajan en áreas vinculadas a estos derechos.

2. Los derechos humanos, como objeto de estudio, constituyen un área fundamental de trabajo en el ámbito de la educación superior, siendo esencial su fomento y enriquecimiento para colaborar en la formación de profesionales comprometidos con la realidad.

Contexto y justificación

“Saber para servir” es el lema distintivo de la Universidad De La Salle, lo que implica que el estudiantado que ha pasado por sus aulas, adquiere una responsabilidad social en la que está inmerso el deber de colaborar con la comunidad.

La visión de la Universidad está puesta en llegar a ser dentro de la educación costarricense una institución líder que promueva una formación humanista, ética e integral en sus estudiantes y las y los egresados -mediante la calidad educativa y una utilización apropiada del avance tecnológico-, para el compromiso con el país y sus habitantes, buscando asegurar que la docencia y la investigación estén al servicio de la extensión y el compromiso social dando clara prioridad a la solidaridad, frente al protagonismo del mercado.

Por su parte, CEDE pretende brindar asesorías a gobiernos, instituciones del Estado, organismos internacionales, entidades públicas y privadas, mediante acciones de investigación, educación, formación, asistencia técnica, producción de materiales especializados y evaluación de proyectos sociales. Sus áreas de acción son: derechos humanos, derecho internacional público, reforma y modernización del Estado, democracia y ciudadanía, desarrollo social y perspectiva de género.

Al acordar llevar adelante esta iniciativa, la visión conjunta de ULaSalle y CEDE parte de las siguientes premisas:

1. La educación conduce a la creatividad individual y mejora la participación en la vida social, económica, cultural y política de la sociedad. La educación en derechos humanos debe de orientarse al desarrollo de nuevos proyectos en materia de discusión, análisis, estudio, sistematización y divulgación de los mismos, permitiendo la interacción e intercambio con organizaciones de la sociedad civil, centros académicos y demás instituciones que trabajan en áreas vinculadas a estos derechos.

2. Los derechos humanos como objeto de estudio constituyen un área fundamental de trabajo en el ámbito de la educación superior, siendo esencial su fomento y enriquecimiento a los efectos de un mejor logro de resultados académicos y profesionales futuros.
En América Latina, las iniciativas que se proponen incorporar una perspectiva transversal de los derechos humanos en la educación superior son de creación muy reciente, y están enmarcadas en una serie de obstáculos. En ese sentido, el principal es la manera parcial en que universidades y facultades visualizan la temática, adjudicándole un espacio específico, el del derecho. Por otro lado, los derechos humanos deben ser parte de la ética universitaria, de la vida estudiantil, docente y administrativa. No se podrá hablar de una efectiva incorporación de los derechos humanos en la educación superior mientras éstos nos sean la base de las relaciones que se dan en el ámbito universitario.

La Cátedra de Derechos Humanos desarrolla líneas de acción para la superación de esos obstáculos.